Por Claudia Rafael

(APe).- La foto de los mellizos africanos depositados como objetos fallados en una comisaría bahiense es el espejo de las prácticas extractivas de la infancia olvidada desde los días de la conquista en adelante. En un movimiento de traspaso -en la figura de la adopción- de la niñez más pobre a las clases media y alta de la sociedad. En la historia que copó las noticias periodísticas y conmocionó a la sociedad, los mellizos tienen 6 años. La negritud de sus contextos era el escenario cotidiano de sus vidas hasta agosto pasado. Hablaban, en su Guinea Bissau natal, criollo portugués o alguna de las infinitas lenguas nativas de esa zona de Africa occidental. Las canciones de cuna sanaban desde otras armonías. Jugarían a juegos paridos milenariamente en sus tierras. De allí fueron arrancados y no hay, al menos por ahora, modo de saber cómo eran sus vidas previas.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- En la tierra de las y los 30 mil desaparecidos, las desapariciones permanecen. Tango, Maradona y desaparecidos, decía Manuel Montalbán, cuando su personaje sintetizaba la Argentina. Hace 37 años que el terrorismo de estado terminó, que la dictadura de las desapariciones, como le gustaba decir al querido maestro Osvaldo Bayer, llegó a su fin. Sin embargo, los 18 de septiembre nos recuerdan dos desapariciones en democracia: Jorge Julio López en 2006 y Paula Perassi, en 2011, en la geografía más atravesada por el dinero, sur de la provincia de Santa Fe, departamento San Lorenzo, donde San Martín iniciara su sueño de la Patria Grande.

Leer más...

Por Alfredo Grande
  (APe).- El servicio militar obligatorio fue un instrumento con el que la cultura represora logró formatear la subjetividad de los adolescentes durante más de 90 años. En 1901, el ministro de Guerra, teniente general Pablo Riccheri, presentó el proyecto según el cual se reclutaba a los varones argentinos de veinte años en las Fuerzas Armadas para cumplir servicio durante dos años. El objetivo del proyecto era difundir la idea de ciudadanía y de igualdad ante la ley y alfabetizar e integrar a los hijos de inmigrantes, además de aumentar el patriotismo en varones provenientes de diversas clases sociales y rincones del país. El proyecto seguía ideales del entonces presidente Julio Argentino Roca, también militar, comandante de la conquista del Desierto. Los “colimbas” eran asimilados a las fuerzas armadas.

Leer más...

Por Silvana Melo
  (APe).- ¿Qué tumor sistémico se expande por las arterias sociales como la sangre aluvional? ¿Qué dentadura feroz se alimenta de niñas y a los 13 las considera enteras como para hacerlas víctimas de la apropiación de su cuerpo con cuatro puñaladas en la espalda? ¿Qué no se perdona a las mujeres chiquitas para ir a matarlas cuando son chiquitas y recién asoman a un mundo que las espera como boca de lobo, con los colmillos a su yugular? ¿Qué construcción social determina que una nena de 13 debe asumir la obediencia a un patriarca de 16 que asegura haberle escriturado ese presente que le disputa? ¿Qué esquinas no se habrán visto, qué recodos no se descubrieron, qué ochavas están tan oscuras como para no advertir, nadie vecino, nadie estado, nadie del mundo lindante, que una nena de 13 iba a sangrar para siempre aunque esté entubada tratando de parar la sangre apenas en su espalda? ¿Qué no percibieron de un chico de 16, fruto fresco del genoma social, que pudo estar desesperado por la pérdida de su objeto esa tarde de San Martín y Leyría en Azul? ¿Qué nadie vio?

Leer más...

Por Silvana Melo
   (APe).- “No los vamos a poder parar pero necesitamos cuidarlos. En la calle cuando estamos todos juntos. Pero también cuidarles el futuro”. Nilda Bulzomi ha gritado No a la Mina en Esquel desde hace más de veinte años. En la marcha de anoche, contra las nuevas avanzadas mineras, los pibes que “en 2003 iban en cochecito hoy van al frente”. Un pueblo entero que se planta ante las multinacionales que pretenden quitarle las entrañas y envenenarles el agua. Ante una Navidad que da nombre a un proyecto de muerte. Un pueblo entero que las frenó épicamente hace 17 años y hoy enfrenta a la única receta que los gobiernos -nacional y provincial- prefieren poner en práctica para solventar las crisis terminales del país y de la provincia que gobierna Mariano Arcioni: el extractivismo más feroz, a costa del agua, de la vida, de la meseta, de la cordillera, del futuro.

Leer más...

¡Descargalo gratis!

Descargá el libro gratis