Por Alfredo Grande

(APe).- Hace algunos años, o décadas, que ya pasan a ser lo mismo, atendía a una pareja. Se insultaban, agredían, descalificaban, denigraban, sin censura alguna. Ahora bien, o mejor dicho, ahora mal: cuando yo intervenía para señalar o interpretar alguna conducta que evaluaba como sintomática, los dos hacían un bloque compacto, cual legión romana, y me atacaban sin piedad.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Piantó el 2017 y los testimonios de los imputados le pusieron color al juicio más importante de los últimos veinte años de la justicia santafesina. En la borra de estas seis semanas, es preciso detenerse en algunas ideas, en ciertas señales que va dejando el proceso judicial.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- A menos de 24 horas de la irrupción policial formoseña en el barrio 50 viviendas, anoche todavía se veía a los uniformados rodear el barrio en el oeste más pobre de la provincia gobernada por el eterno Gildo Insfrán. Los gritos y el miedo en la noche del primer día del nuevo año se escuchan todavía en la grabación que quedó registrada en el teléfono de Vanesa Mamone, de la Gremial de Abogados en la voz de Ana María Agüero, una de las mujeres de la barriada y tía de Facundo, uno de los chicos heridos con balas de goma. Entre la respiración agitada y los intentos de explicación de lo que ocurría, los balazos resonaban como fondo de escena.

Leer más...

Por Facundo Barrionuevo

(APe).- El 1° de enero de 1994, día de entrada en vigencia del tratado de libre comercio entre EEUU, Canadá y México, “en el estado de Chiapas las masas de campesinos se levantaban en armas”, canta Serrano. Cada 1° de enero se hace presente y actual el levantamiento chiapaneco. Está guardada en las tripas de [email protected] los militantes revolucionarios como inspiración, faro o camino. Por eso esa insurgencia es presente y de tanto en tanto, con la efeméride o con la aparición de una Declaración, vuelve a calar en la conciencia la certeza de que es necesario construir otro mundo, desde abajo y a la izquierda.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- Domingo Giménez tenía 61 años y murió carbonizado el miércoles 27 de diciembre de 2017, cuando se produjo una explosión en una de las celdas de las multinacional cerealera Cofco, propiedad del estado chino, en la fábrica ubicada en Puerto General San Martín, a menos de cuarenta kilómetros al norte de Rosario. El viernes, como consecuencia de las quemaduras, Juan Castillo, de cuarenta y dos años, tampoco pudo seguir vivo. Casi una quincena de heridos y una interminable lista de explicaciones que siempre llegan tarde. Ya en diciembre de 2016, en otra planta de la multinacional china, en Timbúes, Gustavo López, de solamente diecinueve años, perdía la existencia como consecuencia de un incendio. Ninguno de los tres debió morir.

Leer más...

Libros de APE