Por Carlos del Frade

(APe).- Clubes fundidos, negocios millonarios. Hinchas que no terminan de conocer los nombres de los pasantes que apenas visten las camisetas amadas por menos de seis meses y empresarios que se quedan con millones de dólares. Hasta que aparecen nombres rutilantes envueltos en maniobras turbias.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- Un grupo de biólogas averiguó en la sangre de madres y niños de la zona frutícola del Alto Valle que los plaguicidas tienen impacto en los bebés nacidos de madres que, durante el tercer trimestre de su embarazo, estuvieron expuestas a las fumigaciones. Natalia Guiñazú es quien describe el valle de manzanas y venenos a APe. Es bióloga y científica y, junto a María Gabriela Rovedatti, María Martha Quintana, Berta Vera y Gladis Magnarelli (investigadoras de la UBA y Universidad del Comahue), ratificaron que el modo de producción del Alto Valle necesita de la pulverización de cientos de toneladas anuales de agrotóxicos. Que determinan huellas imprevisibles en el nacimiento y el desarrollo futuro de los niños.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- -No sé qué tiene que hacer el estado dentro de mi empresa…-, dijo uno de los gerentes de la entonces Petroquímica Argentina Sociedad Anónima, síntesis de cinco multinacionales de origen norteamericano que se radicaron en Puerto General San Martín, sur de la provincia de Santa Fe, a principios de los años sesenta.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Si los perros que ladran no muerden, he ahí nuestro problema. Le ladramos a la cultura represora, sin embargo pocas veces, demasiado pocas, la mordemos. La inversa es peor: la cultura represora no nos ladra, incluso nos canta y entretiene. Pero nos despezada sin misericordia. Para resistir el canto seductor y letal de las sirenas, Ulises, el astuto, se hizo atar al mástil de su barco. No quería perderse el concierto, pero tampoco morir con él. A las sirenas de hoy podemos englobarlas en una sencilla denominación: publicidad. Que se ha diversificado de tal modo que los programas apenas son excusas para emitir mensajes publicitarios.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- La pobreza suele conceder al Estado el uso sistemático de sus herramientas de apropiación. Por pura impotencia suelta a sus hijos recién nacidos. El Estado los expropia y los coloca a gusto del solicitante. Es posible que la madre haya podido sostener algunos años a un hijo que ya tiene sus señas particulares, su identidad construida, sus marcas de origen. Pero ella finalmente acabó de derrumbarse, quebrada por una vida que la atravesó como una daga.

Leer más...

Libros de APE