Por Silvana Melo

(APe).- Dos millones de chicos de diferencia. Que son treinta y tres canchas de River repletas. Esa es la brecha entre los ábacos de Unicef y de la UCA. Entre los dedos con los que cuentan infancia pobre. Con los que cuentan a los chicos que aparecen entre las paredes de cartón debajo de las autopistas, los que duermen en las terminales de Posadas, de Comodoro, de Retiro, los que hacen malabares en los semáforos de Córdoba, de Mar del Plata, de Rosario, los que se apilan de a diez en casitas para dos, los que comen de a diez de ollas para dos, los que pasan la noche tirados en las villas para conseguir algo que sostenga aunque mate, los que respiran plomo a la vera del Riachuelo, los que se envenenan a la orilla de los sojales, los hijos de los qom y de los mapuches y de los mbya, los que vieron desde la orilla cómo se casaba Messi, los que oyeron de pasada que Tévez se iba a China escapando de la inseguridad.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Emma no marchó por Cinthia. No alzó una pancarta con su nombre. Es que simplemente la historia de Cinthia fue hundida en el ostracismo mediático por largo tiempo. Emma no supo de su historia. De su nombre. De su edad. De sus deseos. El nombre de Cinthia llegó a la gran prensa capitalina recién 17 días después del hallazgo de su cuerpo flotando en un zanjón formoseño y 23 días después de su desaparición, cuando salió de su casa para ir a comer unas pizzas con una amiga. Y apareció flotando en un zanjón de la ruta 86, la misma ruta en la que sistemáticamente han atropellado y asesinado qom, como a la pequeña Lila, de diez meses, a sus abuelos y a tantos otros.

Leer más...

Hoy, 201 años después, es fundamental preguntarse qué tipo de independencia tenemos y a qué distancia de la realidad concreta cotidiana está la noble igualdad cuando millones de trabajadores ganan menos de 10 mil pesos mensuales y empresas multinacionales como Cargill facturan 50 mil pesos por minuto. La noble igualdad pierde por goleada en el presente.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- De la misma manera que la cultura represora construye el mandato de las fiestas obligatorias, la democracia sacramental construye sus propias fiestas obligatorias: las elecciones. Como todo camuflaje, la permanencia en el tiempo hace que sea imposible diferenciarlo del vero ícono. Del verdadero rostro.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Esperó pacientemente en la esquina de San Juan y Jujuy, en el corazón de la noche porteña. Cuando el semáforo se encendió de rojo, que se parece más a la sangre de la crueldad que a la revolución, él tomó la silla de madera vieja, amarronada y de apariencia endeble y cruzó por la senda peatonal hasta la mitad. Los surcos en su rostro hablan en silencio. Cuentan historias antiguas. De tiempos que ya no son.

Leer más...

Libros de APE