Por Carlos Del Frade

(APe).- Hay palabras extrañas en la historia concreta, en el presente cotidiano de los argentinos. Una de ellas es “república”. Suele esgrimirse en la escuela, tanto primaria como secundaria, y comienza a desvanecerse en la adolescencia y juventud. Para los mayores de treinta años, la palabra “república” remite a otras como “constitución”, “instituciones” e “independencia de poderes”.

Leer más...

Por Alfredo Grande
   

(APe). La huelga es otro de los hechos malditos del país burgués. La explotación capitalista, donde cada salario, cada pago, cada estipendio incluye la plus ganancia del empresario, exige que el ritual del trabajo se cumpla a rajatabla. Incluso, que ese trabajo tenga el halo de la dignidad. Si no es vergüenza ser pobre y es vergüenza ser ladrón como el gaucho Martín Fierro nos enseñara, admitamos que da un poco de vergüenza que haya una pobreza que no tenga vergüenza en dejar de serlo, aunque para eso tenga que ser ladrona.

Leer más...

Por Silvana Melo

    (APe).- Todavía sigue esposada Sheila en Isla Maciel. Tiene 16 años y gritaba de miedo y de rabia cuando la policía entró en su casa anoche, haciendo estragos y a los golpes con su padre. En busca, decían, de drogas y armas. Cuando se fueron, con su padre a cuestas, la dejaron sola. Y esposada. Como para toda la vida.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Más de 3600 días y noches sin Fuentealba. Su rostro morocho y barbado fue, sin embargo, el manantial del amanecer que insinúa su nombre. Para arder conciencias y caminar calles. Diez años y sólo el policía Poblete paga la culpa de un crimen político. Aunque con paseos de privilegio. Los brazos armados suelen ser los que destrozan las vidas y, a la vez, las piezas que pueden ser permutadas fácilmente por otras. Los tentáculos prescindibles, porque habrá otros y otros más, listos para empuñar el fuego contra las voces que claman equidad. Las cabezas marioneteras nunca pagan. Sonríen. Se guardan, si es necesario. O bien prepean su falsa inocencia en un exagerado histrionismo que los mantiene en el poder a perpetuidad. Mueven sus pasos más o menos temporalmente en el ostracismo. Salen y entran a escena pero son los intocables. Como Jorge Sobisch, sin cuya anuencia y orden nada hubiera ocurrido.

Leer más...

Pasado el mediodía, las organizaciones hermanas del MTE -allí estará Pelota de Trapo- marcharán por la dignidad y la justicia, contra la impunidad de las herramientas más brutales del Estado. El comedor Cartoneritos fue víctima de una represión inexplicable contra niños y adolescentes.

Por Bernardo Penoucos

    (APe).- De que habrán servido las palabras de Lepratti y sus gritos y su transpiración cuando desde el techo les grito y les explico y les quiso dar a entender.
Pero para que, para que habrá caído esa sangre desde el techo y hasta la calle de tierra, para que se habrá sembrado la sangre de Lepratti en Ludueña si lo mismo nunca entendieron, no entienden, no serán capaces de entender.

Leer más...

Libros de APE