Por Ignacio Pizzo (*)

(APe).- Una diputada oficialista que, como sus colegas, goza de inmunidad/impunidad parlamentaria, logró captar la atención de la prensa hace varios días. Intentó lanzar un proyecto que eximiría de la obligatoriedad de vacunar a los niños, trasladando a las familias la decisión, consentimiento informado mediante. Integrantes de comunidades científicas repudiaron rápidamente la desafortunada intención.

Leer más...

Por Bernardo Penoucos

(APe).- Como en las fracciones que devuelve la rotura de un espejo dinamitado, deberemos ir juntando sus pedazos y sus fragmentos, juntarlos delicada y decididamente, uniéndolos parte a parte para que el cuerpo entero se reconozca total, unido, fortalecido. La parodia de realidad que se comercializa por estos tiempos de lo contemporáneo y lo comunicacional, nos presenta el espejo, sus rajaduras y sus fracciones como dadas y establecidas, pero nunca nos presenta la totalidad concreta, la explicación articulada, lo explícito de la contradicción, la perspectiva histórica.

Leer más...

Por Carlos  Del Frade

(APe).- Pablo Cejas fue asesinado por la mafia narcopolicial que, como una imparable mancha de aceite, se expande por los barrios de las principales ciudades del país, no solamente de la capital del segundo estado de la Argentina. A diferencia de Colombia, México o Brasil, en estos atribulados arrabales del mundo, las principales organizaciones narcocriminales con mayor desarrollo territorial son las policías provinciales de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán y Mendoza.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- ¿Quién mata a un hombre que dejó de respirar bajo la helada, mojado y embarrado, mientras dormía en una calle de Santa Fe? ¿Es el mismo policía que dispara en la nuca, de atrás, en defensa propia, a un adolescente de 14 años que no estaba armado, en una calle de San Martín? ¿Quién mata al hombre de 60 años que a pesar del alcohol no soportó los 18 grados a la intemperie patagónica de Las Ovejas? ¿Quién mata al hombre que apareció muerto entre bolsones de arena, en la madrugada más fría de Mar del Plata? ¿Y al que amaneció sin vida en una casilla en Rafaela, cuando la escarcha caía como cuchillos? ¿Y al que murió igual pero en Junín de los Andes? ¿Es el mismo policía que le disparó al Paraguita, de 14, cuando volvía a la villa sin volver de robos ni sangres y ahora no volverá a volver nunca?

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Estoy intentando descifrar un nuevo enigma, apto para cualquier Esfinge. ¿Cómo podemos tolerar la crueldad? No digo el acto cruel, la respuesta cruel, el insulto cruel, la conducta cruel. Digo la crueldad. O sea: la crueldad como modo permanente, planificado, y consumado de generar sufrimiento. No pienso que primero haya que saber sufrir, como canta el polaco Goyeneche en “Naranjo en Flor”. Si lo primero que sabemos es sufrir, entonces el sufrimiento deja de ser contingente, o sea, ocasional, para ser permanente. Es más: no sufrir es apenas el anticipo de nuevos sufrimiento.

Leer más...

Libros de APE