Por Carlos del Frade

(APe).- -En este momento que son las seis y media de la tarde se ha hecho salva en la batería de la Independencia y queda con la dotación competente de los tres cañones que se han colocado, las municiones y las guarniciones. He dispuesto para entusiasmar las tropas y a estos habitantes, que se formen todas aquellas y las hablé en los términos de la copia que acompaño. Siendo preciso enarbolar bandera, y no teniéndola, la mandé hacer celeste y blanca conforme a los colores de la escarapela nacional -escribió Manuel Belgrano, el dirigente político más claro que tuvo aquel momento fundacional.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- El 25 de febrero de 1977, el Comando del Segundo Cuerpo de Ejército, a cargo de Leopoldo Fortunato Galtieri, dispuso la intervención de la Biblioteca Popular “Constancio C. Vigil” y sus escuelas. Una de las experiencias populares más extraordinarias en toda América del Sur era aplastada por aquella decisión. 80 mil libros desaparecieron, como también los bienes muebles e inmuebles, las tierras, playas y hasta un telescopio fueron apropiados por los delincuentes de guante blanco, los verdaderos titiriteros de la noche carnívora.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Cuando José Ingenieros escribe “El hombre mediocre” en realidad hace un análisis político e institucional de la mediocridad. O sea: de la lógica de lo intermedio, de lo que se queda a mitad del camino. Versos tangueros que afirman “la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser” señalan al que “vuelve vencido a la casita de los viejos” o se burlan porque “en tu esquina rea cualquier cacatúa sueña con la pinta de Carlos Gardel”.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Santiago tenía tres años. Verónica, nueve. Luciana, 11 y Marcos, apenas uno más. Sus vidas no valen nada. Sus vidas ya no son. Su padre, ese hombre que aportó su ADN, que tributó sus gametas para que ellos cuatro fueran, hizo lo que alguien que ama no haría jamás.

Leer más...

Por Ignacio Pizzo (*)

(APe).- La desnutrición es una guarda que se teje fibra por fibra con la singular perversión de quien la decide. Desnutrición, palabra que al parecer se ha caído de los diccionarios argentinos, y la ciencia estadística presumiblemente la erradicó, porque la macroeconomía es la que aporta evidencia en números. Entonces el hambre como palabra aguda, urticante, simplemente se deshace aunque como crimen de estado se siga planificando. Las pericias no alcanzan porque los planificadores se dedican a borrar pruebas.

Leer más...

Libros de APE