(Reflexiones sobre el Plan Buitre)

Por Alfredo Grande


(APe).- Para los cultores del “si hay miseria que no se note” hoy es una triste mañana. Dormirse con un negro demócrata y despertarse con un blanco fascista no es exactamente un buen comienzo. De todas maneras Hillary, que es Clinton, era como el hada de Pinocho: le dio vida para poder seducirlo, abandonarlo y castigarlo. Obviamente, le crecía la nariz como indicador de sus fantasías sexuales reprimidas, a las cuales los custodios de todas las morales y buenas costumbres dirigidos por el inquisidor Pepe Grillo, decretaban que eran mentiras.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- La que protege la paz. Eso dice el nombre. Olivia anduvo poquitos días por el mundo. Frágil como ramita de olivo frente a un misil. El día que murió se volvió bandera. Minúscula pero bandera. Había nacido en el barrio San Antonio, al sur de Córdoba, a 50 metros de la fábrica de bioetanol Porta Hnos. Desde la panza respiró tolueno, junto a su madre. Es –fue- uno de los cinco niños con malformaciones en 700 habitantes. Cuando la media es de dos cada mil. Olivia vuela y se lleva la ramita de olivo. Porque empieza otra batalla. Esa lucha que nace de la muerte de los niños encontró justicia en el barrio Ituzaingó anexo y en la expulsión de Monsanto de Malvinas Argentinas. Destinada, la última, a producir maíz transgénico para fabricar bioetanol. Para Porta y etcétera.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Niños. Pobres. Morochos. Paraguas. Bolitas. Perucas. Patas sucia. Resaca. Respiran el plomo de la tierra contaminada. Crecen en la villa asentada sobre baterías y chatarras hundidas en el suelo. Huelen el hedor del riachuelo de venenos y muerte. Sea cual sea el origen de su partida de nacimiento. Es apenas un papel.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- Planes sociales, crecimiento del dinero invertido en seguridad, números que hablan de la reducción de homicidios en los principales centros urbanos del país y, como siempre, las pibas y los pibes menores de treinta años como sujetos concretos de las noticias policiales, consumidores consumidos, soldaditos inmolados en el altar del dios dinero, nervio motor de los negocios de las armas y el narcotráfico, verdadero y único dios del capitalismo.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- El turista, como dijo alguna vez el jugador de fútbol Pentrelli, toca y se va. O sea: mira todo, entiende poco, comprende algo, y luego pasa a otra pantalla. Es un zapping de lugares, costumbres, historias, personas. En el nivel fundante, el turismo es un deporte psicofísico y económico que consiste en incorporar la mayor cantidad de información en el menor tiempo posible y con el margen de utilidad más reducido que se consiga.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE