Por Silvana Melo

(APe).- El flequillo  rubión  casi le toca  los ojos. Que  son  grandes y negros. La chomba celeste con cuello blanco que Gladys le puso esa tarde y el fondo venenoso de los tomatales están en las pancartas de  este día. Los ojos  grandes y oscuros de Nicolás  Arévalo miran esta mañana a la Justicia. La miran y la interpelan. Su imagen, eternamente congelada en sus cuatro años, es también un informe forense. Es una autopsia que dice que el endosulfán le corroyó el hígado y los pulmones. Que le  tocó ser el sacrificio infantil que exige el modelo,  minotauro que espera las ofrendas con las fauces abiertas y babeantes.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Nicolás tenía solamente seis años. Nunca conoció ni siquiera la leyenda aquella que decía en la Argentina los niños son los únicos privilegiados. Vivía en el barrio Loyola Sur, geografía íntima de Santa Fe, capital del segundo estado del país.

Leer más...

Por Alfredo Grande

  (APe).- Cuando nos ponemos viejos, el origen etimológico de las palabras se mira con más simpatía. Conversar viene del latín. Del verbo “versare”, del prefijo “con” y del sufijo “tio”. En una traducción más o menos literal, es con otro y otros, dar vueltas, no quedarse en el mismo lugar, y pasar a la acción. O sea: no hay una conversación diletante, evasiva, abstracta, inútil o tonta.

Leer más...

Por Claudia Rafael


(APe).- Todos los caminos conducen a Márquez 402, en José León Suárez. Cinco policías detenidos; entre ellos, el comisario: gestionaban dentro de la misma comisaría un desarmadero. Desmontaban los autos y vendían las partes. Una pyme perfecta amparada entre los brazos del poder en el corazón mismo de una barriada caliente del conurbano. No es una comisaría cualquiera. Tiene prontuario propio. Y ofrece la radiografía más cruda y perfecta del sistema policíaco, brazo armado del modelo. Los nombres de los cinco policías son los de cinco piezas al azar, fácilmente reubicables y reemplazables. Porque el show necesariamente debe continuar. En los últimos estertores de octubre de 2013, los vecinos de la zona irrumpieron violentamente sobre esa comisaría a fuerza de fuego y grafitis. “Arruina guachos”, “la gorra arregla”, se leía sobre las paredes de la calle Márquez. Un par de bandas transas con la conveniente protección policíaca se acababan de enfrentar en puja territorial y sus balas se llevaron puesta la vida de Enzo Ledesma, de 13 años.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- De la basura.Aquello que viene de la basura es lo obsceno, según dicen los diccionarios de la lengua española. El vocablo original es obscenus, del latían ob caenum y se lo usaba como adjetivo para describir lo repulsivo, lo detestable.También, a lo largo de la historia de occidente, el término fue utilizado en el sentido de blasfemia o irreverencia o señalaba algo tabú, indecente, aborrecible o repugnante.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE