Por Carlos del Frade

(APe).- “Bueno, el día 17 de febrero de 2011 le planteo el caso a Marcelo Balcedo, me dice que yo no soy quien para decidir tal o cual cosa y que, por lo tanto, no se iba a volver ni un centímetro atrás. Me fui enojado, tuvimos algunos cruces de palabras y al día siguiente concurro como habitualmente lo hacía todos los días a desempeñar mi trabajo en mi oficina. Allí dos personas que son de seguridad me dicen que por orden de Marcelo Balcedo no puedo ingresar. Yo, como dirigente de la institución, ingresé de todas formas y a los diez minutos entraron a mi oficina y empezaron a increparme diciéndome que me tenía que ir, que me iban a sacar. Por supuesto que yo me quedé sentado allí, haciendo mi trabajo. Lo llamé al secretario General don Antonio Salcedo, me pidió que le pasara con los patovicas y una vez que hablaron con Antonio estos custodios se retiraron. A la hora y media viene el secretario de Marcelo Balcedo, que se llama Mauricio Yebra, diciéndome que me tenía que ir sí o sí, porque de lo contrario me iban a sacar vivo o muerto. Muerto no me sacaron, me sacaron desmayado, me bajaron a los golpes y me tiraron en la vereda delante de un patrullero”, dijo Zenón Zapitelli, ex secretario de prensa y propaganda del Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (SOEME), de la provincia de Buenos Aires.

Leer más...

Por Alfredo Grande

      (APe).- Si la utopía al decir de Galeano sirve para caminar, la profecía sirve para entender cuál es el sentido de nuestra caminata. ¿Avanzamos en rutas zigzagueantes o damos vueltas como hamster en su jaula? Ambas cosas, según la coyuntura, la relación de fuerzas o los espacios en disputa.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- Dura la vida en el Fisherton pobre rosarino. El trabajo fue tragado por el agujero negro construido en los años noventa y después vino el doble negocio del capitalismo, armas y drogas. Pero ahí están las mayorías. Las que apuestan todos los días a cosas que vayan muy lejos de las pesadillas impuestas. Maestras, profes, enfermeros, sacerdotes, militantes y tantos otros que, como en la mayoría de los barrios, son más y pelean por el bien común. Aunque el sistema enseña, desde hace décadas, a ignorar lo bueno cotidiano para que no se tenga esperanza ni optimismo.

Leer más...

En tus venas sin sangre / no podrás morir.
En tu pecho vacío/ no podrás morir.
En tu boca sin fuego / no podrás morir.
En tus ojos sin nadie / no podrás morir.
En tu carne sin llanto / no podrás morir.
No podrás morir / No podrás morir /No podrás morir.

Jaime Sabines


Por Claudia Rafael
   

      (APe).- “El cuchillo es la continuación de la mano”, empieza la nota periodística que compartió en su perfil de twitter. Es la última actividad registrada en esa red social por el torturador (inspector) Fernando Pedreira, once días después condenado a 19 años de cárcel por “apremios ilegales reiterados en concurso real con tormentos”. Diez condenados. El jefe de la comisaría de Quilmes, Juan Pedro Soria, a 10 años por “estrago culposo seguido de muerte y omisión de evitar tormentos”; al cabo Hugo D'Elía, a 10 años, y al agente Juan Carlos Guzmán, a 9 años, por los "apremios ilegales". Al subcomisario Basilio Vujovich, 4 años de prisión; a los inspectores Jorge Gómez y Humberto Ávila, 3 años; a los agentes Gustavo Altamirano y Franco Góngora, 3 años y cuatro meses; y a la agente Elizabeth Grosso, a 3 años y medio. Todos ellos, por el delito de apremios ilegales. Once años transcurrieron. Exactamente ese número, que hubiera hecho de los cuatro chicos muertos en la masacre de Quilmes cuatro hombres, adultos, cuyas historias fueron escritas con fuego y con sangre.

Leer más...

Por Silvana Melo

Fotos: Claudia Rafael

(APe).- Un mes antes de la muerte del Colo Claudia Abdala se alzaba, entera, en el informativo del Canal 13. “Acá todos somos NN”, decía. Y lo hacía afuera, con el viento que le mezclaba el pelo con la mirada. Ella no aceptó que entraran en su casa, uno de los vagones que ocupan cerca del barrio Agüero. Por los siete puentes de Avellaneda. A diez cuadras de la Municipalidad. A un paso del shopping. Su casa que es oscuridad plena cuando empieza a caer la tarde. Que es una lata hirviente en el verano. Que es frío cortante en el invierno.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE