Por Oscar Taffetani

(APe).- Hay una sentencia que viene atravesando los siglos, infaltablemente en boca de políticos conservadores: “Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”. En el siglo diecinueve la escribió Joseph de Maistre (quien, paradójicamente, proponía como mejor forma de gobierno la monarquía hereditaria); a principios del siglo veinte, poco después de mandar a reprimir a sangre y fuego un levantamiento anarquista en Barcelona, la pronunció Antonio Maura, ministro de la monarquía borbónica; en octubre de este año, durante una entrevista concedida en Caracas, la volvió a echar al aire el flamante premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Leer más...

Por Alfredo Grande 

(APe).- El último fin de semana se realizó el Congreso sobre Trabajo y Pensamiento Crítico que organizó la Universidad de los Trabajadores. Este nuevo sujeto político, académico y social nace de las entrañas de IMPA, la fábrica recuperada. En sus máximos referentes, Eduardo Murúa y Vicente Zito Lema, los que participamos en su creación, sostenemos que una Universidad de los Trabajadores es necesaria frente a la despliegue de tantas Universidades de los Explotadores. El eje de nuestra actividad fue el Pensamiento Crítico. Ahora bien: ¿Qué critica el pensamiento crítico? Critica al pensamiento único. Aunque muchas veces apenas es un único pensamiento, casi siempre es una multiplicación de pensamientos que ratifican, confirman, cristalizan una Verdad que no puede, ni debe, y por lo tanto no conviene, confrontar.

Leer más...

Por Germán Cornejo

(APe).- ¿Cuál es el límite de la función cuando "x" vidas tienden a 0? Parece un problema matemático pero no lo es. ¡Por Dios!, no lo es.

Héctor Rafael Díaz tenía dos años cuando su pequeña vida terminó de escurrirse entre los dedos de su mamá. Se escurrió en cámara lenta hasta transformarse en ausencia. Cero es la representación de la ausencia.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Poco queda de esa nena de nueve años que dejó la escuela para empezar a barrer y lavar las miserias de otros con mansiones y patios de inmensidad. La sonrisa se le dibuja leve en la nostalgia y da un salto repentino a los treinta, cuando ya mujerona voluptuosa, negra azabache y de dientes luminosos, fue la última de la fila de 70 niñitos que esperaban que el sacerdote hiciera entrar en ella el cuerpo de Cristo. Tal vez como una señal difusa de lo que vendría apenas tres años más tarde. Aremi mujer, Aremi diosa de placeres, Aremi que ofrece vida para no morir vanamente en la esquina oscura y marginal, Aremi ya demasiado lejos de su tierra dominicana de calor eterno.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- El eficiente brazo armado del Estado abandónico sigue sumando muertes jóvenes en la persistente estrategia de descarte de aquello que sobra en la evolución social darwinista. Las policías provinciales disparan sobre los chicos de los barrios que van cayéndose de los arrabales de las ciudades, empujados por la exclusión de décadas, estigma que fueron heredando del quiebre de sus familias en años de destrucción sistemática. Los chicos caminan a duras penas en los bordes, intentando un equilibrio para el que suelen fallar las fuerzas. A veces se sostienen en la misma orilla del abismo. Otras, terminan arrasados por pacos y pegamentos, golpeando de la peor manera las puertas de una sociedad que se las cerró en la cara, enfrentados con la ley que rebasa las cárceles de jóvenes, morochos, analfabetos y pobres.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE