Por Sandra Russo

(APE).- Se llamaba Yanina Fabián, tenía 13 años, había nacido con parálisis cerebral, y pesaba nada más que 11 kilos. Las noticias que hablan sobre su muerte no indican si a Yanina, que era discapacitada, le habían sido otorgados los beneficios que prevé la ley para personas como ella, ya que por discapacidad se entiende el hecho de estar en desventaja para adaptarse socialmente. Y si esto no se sabe, es muy poco lo que se puede especular en relación a los motivos reales de su muerte, toda vez que se anuncia una investigación por “abandono de persona”. No se puede pensar en esa figura si no se sabe si, antes de la muerte de Yanina, el Estado había abandonado a su familia.

Últimamente, abogados especialistas en Discapacidad están haciendo eje en esa noción de discapacidad, ya que hay un proyecto de ley que pretende cambiarlo. Pero hasta ahora, tal como están las cosas, a Yanina le sobraban tragedias para que la ley la amparara. Con una vivienda digna, con medicamentos gratuitos, con alimentación especial y con todo lo que los médicos requirieran para ella. No tuvo lo que necesitaba. Su madre la vio muy mal y la llevó en colectivo al hospital, pero en el colectivo la nena se murió. Cuando llevaron su cuerpo al hospital, se constataron los datos del principio: 13 años, 11 kilos, parálisis cerebral, estado de desnutrición agudo.

¿Quién dejó morir a Yanina? Evidentemente fue abandonada, evidentemente faltó alguien que hiciera por ella todo lo que ella era incapaz de hacer debido a su discapacidad. No sólo era una niña enferma, era una niña pobre. Si no hubiese sido por la pobreza por lo menos viviría, acaso no querida, acaso abandonada afectivamente, o a lo mejor no, a lo mejor amada por su fragilidad, por su unicidad, por su ser persona arrasador. Pero faltó información, faltó educación, faltó oportunidad de que Yanina fuera amada de esa manera. Da la impresión de que su madre también fue una persona abandonada. Y así sucesivamente.

Fuentes de datos: Diario El Tribuno - Salta 20-12-06 y Agencia de Noticias Copenoa 21-12-06

 

Recién editado

Libros de APE