Por Carlos del Frade

(APE).- Ángel Vicente Peñaloza, el Chacho, se levantó en armas en los llanos riojanos cuando tenía sesenta y tres años. Su cabello era blanco pero todavía su cabeza y su corazón le ordenaban volver a montar, lanza en mano, para oponerse a las políticas que condenaban a su pueblo a vivir en la miseria, mientras que desde Buenos Aires se fomentaban las relaciones carnales con el imperio del siglo diecinueve, Gran Bretaña.

Leer más...

Por Sandra Russo

(APE).- “La Argentina sigue mostrando limitaciones para lograr que el crecimiento achique la brecha de desigualdad”. La frase pertenece a un comunicado de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el que también se indica que “el diez por ciento más rico de la población gana 25,4 veces más que el diez por ciento más pobre, cuando en 1990 esa diferencia era de 15 veces”.

Leer más...

Por Elías Neuman

(APE).- Eran los tiempos del nazismo. Un tren de carga se detiene en la ciudad de Dachau cercana a Munich. Desde los vagones llegan los gritos desesperados de los que van a morir en los hornos del campo de concentración, hoy convertido en abrumadora muestra pública de la inhumanidad de lo humano. Gritos y ruegos desesperados atruenan el espacio y sobrevuelan la sala de un teatro cercano donde el célebre pianista Walter Gieseking ejecuta, en esos momentos, con plácida y solemne maestría a Debusy. Los gritos de dolor interfieren, cortan el aire, pero los melómanos seguirán la estela musical más allá de todo desgarro, de todo llanto.

Leer más...

Por Sandra Russo

(APE).- Del África subsahariana provienen muchas de las familias cuyos hijos, en las últimas semanas, estuvieron haciendo arder los alrededores de París. Y es en el África subsahariana donde más de 300 millones de personas sobreviven con menos de un dólar por día. No hace falta sacar muchas cuentas ni recurrir a demasiada suspicacia para advertir que el hambre en los territorios mundiales condenados a la miseria es un problema político de envergadura, al que los líderes occidentales sensatos deberían prestarle una atención, si no humanista ni piadosa, al menos razonable.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APE).- El tesoro estaba en una caja de herramientas. Quizás estaba constituido por pinzas, llaves inglesas, destornilladores varios, algunos alambres infaltables, cintas aislantes y alguna otra cosa más. Ese era, tal vez, el contenido de la caja de herramientas, el tesoro. El objeto del deseo.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE