Por Claudia Rafael

(APe).- Tienen 5 y 7 años. Sus días de miel y chocolate se tiñeron de rojo, en el instante mismo de la crueldad. Los dos estaban en el asiento trasero del auto cuando su papá acuchilló a su mamá y nadie puede hoy decirles si sobrevivirá y, de hacerlo, cómo lo hará. Todo ocurrió en el escueto espacio diminuto del Chevrolet Corsa, en San Miguel. En ese cuadrilátero perverso se les tatuó definitivamente en sus ojos esa película de gritos, cuchillos, sangre y horror que les hará compañía indisoluble.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- La muerte oficial de Agustín Tosco, síntesis del gremialismo ético y antiburocrático, símbolo del Cordobazo y referente de la defensa inclaudicable de los derechos laborales, fue el 5 de noviembre de 1975. Sin embargo, la historia argentina está atravesada por la desmesura. Hay crónicas que señalan que el “Gringo” murió en la clandestinidad en Buenos Aires, un día antes. Y que su cadáver fue trasladado en una ambulancia hacia su amada Córdoba como acompañante del conductor del vehículo para burlar la represión de aquellos días de democracia formal.

Leer más...

Por Raúl Zibechi
    Fotos de Guernica: Pablo Piovano
  (APe).- "Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario." La frase del Che fue sentido común en los 70, un período que muchos militantes toman como referencia. Pero a menudo se la olvida, se la partidiza y se utiliza a favor o en contra de las posiciones políticas que se defienden en cada situación. La ética no puede funcionar según la conveniencia del momento. Quien haya visto arder las casillas de las familias que ocuparon el predio de Guernica, no puede sino sentir indignación, y rabia. Quien haya mirado el impresionante despliegue policial/militar, cuatro mil efectivos armados, no puede sino recordar a la dictadura.

Leer más...

Por Alfredo Grande
   (APe).- La cultura represora es una serpiente de muchas cabezas. Abarca el pensamiento, el sentimiento, la coerción psíquica, física y vincular, la económica, la informativa, la alimentaria, educativa, sanitaria. La cultura represora es un imperio donde tampoco se pone el sol. El tantas veces invocado en vano, Sigmund Freud, describió a la represión como un “esfuerzo de desalojo”. Mal que le pese o bien que no le pese al gobernador que viene del partido comunista, desalojar es reprimir. Insisto, luego existo. Desalojar es reprimir en estado puro. El represor (desalojador) es indiferente al destino del reprimido/desalojado. Lo que le importa es sacar de la cancha, del territorio, de la conciencia, de la superficie, aquello que molesta, que interpela, que cuestiona, que protesta, que combate, que discute y que pelea.

Leer más...

Por Silvana Melo
   (APe).- Rodolfo Franco es médico en Misión Chaqueña, una comunidad del Chaco Salteño que ha visto morir a los niños wichís de deshidratación y desnutrición desde hace años. A sus 69 años –y 43 de médico- sigue en pie en su trinchera de bosque desmontado y sequía, de mujeres y hombres desnudados por el agronegocio y la tala feroz de su cultura. Hoy aparece, con una máscara anticovid, en un video desde su lugar remoto en la Salta bonita y devastada. Denuncia la muerte de otro niño wichí de neumonía, recuerda los 19 que se murieron de hambre y de sed entre diciembre y marzo y predice una nueva epidemia de muerte desesperadamente evitable. Porque el genocidio wichí también es estacional. Los niños mueren todo el año. Pero en verano, con 50 grados, caen de a decenas. Invisibles para todos los balcones del estado.

Leer más...

Descargá el libro gratis