“Sería en verdad una actitud ingenua esperar que las clases dominantes desarrollaran una forma de educación que permita a las clases dominadas percibir las injusticias sociales en forma crítica”. (Paulo Freire, de la carta abierta al gobernador Gustavo Bordet, firmada por Estela Lemes)

Por Silvana Melo

(APe).- “Yo elegí la docencia porque siempre la vi como un modo de transformar los pequeños mundos en que nos movemos, una manera de formar futuro”, pensó Estela Lemes, maestra rural del departamento de Gualeguaychú, cuando recibió la notificación judicial. Lo pensó y lo escribió, pensando en que el gobernador Gustavo Bordet debía leerla. Y hacerse cargo. “La justicia falló en mi contra. Una vez más, me falló. No me sorprende”, dice. A diez años de la primera denuncia a quienes fumigaron sistemáticamente su escuela –la 66 Bartolito Mitre de Costa Uruguay Sur-, la Justicia la abandonó en su demanda contra la ART, el Consejo de Educación y el Gobierno de Entre Ríos. Lo único que Estela pretendía era que le pagaran los gastos de su tratamiento. Porque su enfermedad “es riesgo de trabajo”. Y tiene un veneno instalado en el cuerpo que le generó una polineuropatía. Es el clorpirifós, un organofosforado ya prohibido en Europa. Y uno de los más usados en el sistema productivo argentino.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- -Papá, papá... mirá… sangre. Eso dijo Joel, de siete años, en un barrio rosarino, después de una balacera en la tarde noche del miércoles 28 de octubre de 2020. Era la sangre de su propia pierna. Un proyectil nueve milímetros le había perforado su pie izquierdo.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Wilhelm Reich, discípulo maldito de Freud, necesito que tus libros me acompañen; Pablo Milanés, trovador de todas las resistencias, necesito setenta veces siete, y más también, escucharte, invocando la memoria de las y los luchadores del pasado, de este presente canalla y de los que parirán a la mujer y al hombre nuevo, que deberán deconstruir no solamente al patriarcado, sino al capitalismo organizado como sentido común y limitación absoluta de todos los cambios

Leer más...

Por Claudia Rafael y Silvana Melo

Foto de apertura: Red Nacional de Medios Alternativos

    (APe).- Minutos antes de las cuatro de la mañana era noche cerrada. El sueño sobresaltado  de los habitantes del  predio  de Guernica fue  interrumpido violentamente: algunas niñas y niños fueron llevados fuera, en una carrera contrarreloj contra lo inevitable. Una advertencia de lo que vendría poco después permitió resguardarlos. Otros, la mayoría, debieron quedarse  allí. Quedarán tatuadas a fuego en sus memorias las imágenes del horror. De la cacería humana. “Entraron a las 4 de la mañana, estaban los chicos durmiendo, la gente corriendo con los chicos. Nos dejaron tirados, los nenes lloraban y corrían. No veíamos nada. Ellos avanzaron y no les importó nada. Fue horrible ver a los chicos, todos corriendo y llorando”, reconstruye la Red Nacional de Medios Alternativos a partir del testimonio de una mujer en el territorio. La sucesión de fotografías de carne y hueso los acompañarán para todas sus vidas. La quema de casillas al paso firme policial que arrasó con todo. Muy atrás en el tiempo, pisoteada, enterrada, destrozada, queda la esperanza de una promesa de paraíso.

Leer más...

(APe).- La cultura represora es tal vez el concepto fundante de la filosofía que emana de cada escrito de Alfredo Grande. Los atraviesa con una precisión quirúrgica. Y utiliza ese concepto como un escudo permanente que impide perder el rumbo. Su flamante libro “Aforismos implicados. Para muestra no basta un botón” recopila esos escuetos textos –que integran cada uno de sus artículos de fondo- que con apenas un manojo de palabras logran dejar al desnudo, con una ácida ironía, una realidad agobiante y de opresión. Cada aforismo implicado de Alfredo Grande es en sí mismo una denuncia con la capacidad de exponer connivencias, perversidades y dominaciones.

Leer más...

Descargá el libro gratis