Por Claudia Rafael y Silvana Melo
(APe).- Entre sus pasillos, sus cumbias y reggetones, sus parrillas callejeras y sus prefectos en danza, las barriadas populares de capital y conurbano quitan el sueño de los gobernantes. Centenares de miles de personas hacinadas puestas a aislarse obligatoriamente para repeler un enemigo que no ven pero que acecha globalmente estragando la Europa soberbia y lejana. Ellos, centenares de miles de vecinos, ciudadanos, mujeres, hombres y niños ninguneados históricamente, pierden la escuela, la changa, el cartón, la basura del super y les viene el hambre como otro virus, pero ése bien palpable. Ellos son los más frágiles de este tiempo. Son los anónimos, los que toman del agua insegura, los que muchas veces no tienen para lavarse las manos, los que perderán el trabajo ocasional, la limpieza por hora, los que no tendrán para darles de comer a las crías. Y el peligro es que ardan. Aunque la frontera de su hambre no los deje ver que lo que puede venir sin ese aislamiento será una catástrofe que atacará de lleno en esa fragilidad.

Leer más...

Por Medardo Avila Vázquez (*), especial para APe
(APe).- La pandemia de coronavirus se expande por el mundo generando respuestas de los estados que tratan de minimizar el impacto en sus poblaciones. Argentina observa desde el Sur del mundo el desarrollo de la epidemia iniciada en China y nos preparamos haciendo cálculos de si el impacto del Covid19 nos castigará como a China o como a Italia, Irán o España o lograremos respuestas bastantes eficaces como en Corea del Sur, Japón y Taiwán.

Leer más...

Por Alfredo Grande
(APe).- De mis lejanos recuerdos, ha visitado mi memoria la epidemia de poliomielitis. A comienzos de 1956, nuestro país sufrió una importante epidemia de poliomielitis, que afectó a alrededor de 6.500 personas, y que la histeria desatada llevó a la gente a pintar todo con cal, usar lavandina para la higiene, mientras una vacuna recién terminaba de desarrollarse.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- En la cava de Villa Itatí, partido de Quilmes, hay familias enteras con tuberculosis. Pibes consumidos por el paco que brota y serpentea en esos cuerpos que llevan en la frente el tatuaje de la pobreza extrema, el hambre y el hacinamiento. Y que son vehículo de contagio y de propagación. Cuerpos que son presa fácil para otras enfermedades. “El fin de semana supimos de cuatro casos más de dengue en el barrio”, cuenta a APe Itatí Tedeschi, del Centro Cultural y Educativo Juanita Ríos. Juanita era la madre de Itatí, que vivía en la villa cuando el cura tercermundista Giuseppe Tedeschi llegó para quedarse y armaron pareja. Ella fue la hija de ese amor prohibido, nacido en tiempos de revoluciones y luchas populares.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Los números son las vísceras de la sociedad, decía Raúl Scalabrini Ortiz en el prólogo de su imprescindible libro “Política británica en el Río de la Plata”. Detrás de los números está la gente, diría, muchos años después y de una forma poética, Joan Manuel Serrat. También suele suceder que la cara oculta de las cifras marque la mentira de los discursos, el tamaño real de lo que se dice.

Leer más...

¡Descargalo gratis!

Descargá el libro gratis