Por Claudia Rafael

(APe).- Los 9 años de Estefanía. Los 10 de Sheila. Estefanía, ayer estragada y arrojada como basura desde un camión en movimiento. Vejada y torturada. Sheila desaparecida, martirizada, envuelta y amarrada en una bolsa negra. Estefanía, sometida a submarino seco, semidesnuda, lanzada como despojo a la oscuridad cercana a las vías del Roca, en José Marmol. Es la infancia hecha trizas. Es la infancia apuñalada, estrangulada, vejada. La niñez destrozada como para hachar el futuro de un ramalazo de crueldad.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- Tal vez ellos lo entiendan con más lucidez que el televidente medio. El que decidió creerse el parrafito de la violencia mientras le resultaba más cómodo ignorar lo que perderá, torrencialmente, con el presupuesto 2019. Acaso sea más sencillo hablar con los niños sobre la barreta que dejó el policía ahí no más, a centímetros del dirigente de La Poderosa tirado en el piso que no podía creer que argumentaran la detención y los golpes en un arma casual que jamás tuvo en sus manos. Porque los pibes ven lo que el adulto adulterado no. Saben y ven que come menos y comerán menos. Que la escuela se len seguirá cayendo encima, que sus padres pasarán del inquilinato a la calle. Que les cortarán la luz y el gas –si eran privilegiados y los tenían-, que sus abuelos terminarán de caer en la indigencia.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Los olores se mezclan. Orines, sudores, hedores de cuerpos cansados, excrementos. Son el cóctel de los hacinamientos humanos. La caravana crece. Se alimenta de más hambrientos. De nuevos desesperados que sólo ven la esperanza en el camino. Sin certezas de hacia dónde. Perdido por perdido, el camino es lo que salva. Unos a otros se alimentan del sueño de la tierra prometida que no los espera sino que les teme. Que los ubica, rabiosamente, en el sitial del peligro. De aquello que sólo es digerible en la más rotunda lejanía.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- La historia de Efraín duró 16 años. Entre los esteros y la pobreza profunda. Efraín Esteban Vázquez Gamarra vivía en Santa Rita, Misiones, Paraguay. Con su mamá y sus 13 hermanos. Iba a séptimo grado. Y solía ir al esteral a buscar los tributos del agua para llevar a la mesa de su familia. Pescar para vivir. O para sobrevivir, entre pobrezas que van arrancando las riquezas de la tierra para desnudar de soles y vientos. Y naufragar entre las penurias del capitalismo que divide injustamente a las mujeres y los hombres.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- -Después de la pausa más capítulos sobre esto que está pasando…seguimos con el asesinato de Sheila en detalle…-anuncia el conductor de la cadena nacional privada sobre el asesinato de Sheila. Habrá que agradecerle la sinceridad: “…después de la pausa más capítulos”. La novela del morbo y la perversión. Sin chequeo de fuentes ni nadie que cuide la intimidad de ninguna familia. La matan y la vuelven a matar cada cinco minutos. Mientras tanto, los matadores seriales de guante blanco, los planificadores del saqueo que inauguran la sede del FMI en la Argentina colonial del siglo veintiuno, siguen su tarea silenciosa e impune.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE