Por Carlos del Frade

(APe).- -Tire primero, pregunte después… Así era la consigna de la policía rosarina durante la noche carnívora del terrorismo de estado entre 1976 y 1983. La impuso un cuadro de la represión, Agustín Feced, a quien la ex presidenta María Estela Martínez de Perón le llegó a ofrecer la conducción de la Triple A y que rechazó porque no aceptaron su condición que se televisara por Canal 7. Feced le dijo al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, en septiembre de 1986, que él hizo lo mismo que el coronel Varela en la Patagonia.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- Murtaza tiene siete años y lleva más de la mitad de su vida corrido por las bombas y los destierros sistemáticos. Afganistán para él dejó de ser una patria, una tierra, un mosaico donde crecer con cierta previsibilidad. Los propietarios del mundo se la arrancaron a pedazos y le limaron el futuro hasta dejarle apenas el amanecer siguiente. Murtaza se hizo famoso hace casi tres años cuando se puso una bolsita camiseta con rayas blancas y celestes, como las que se llenan con berenjenas y zanahorias en las verdulerías. Pero antes le escribió con birome Messi – 10. En el campo de refugiados donde correteaba entre el barro y el terror, soñaba con jugar en una cancha grande, donde su gol fuera ovacionado por millones de sobrevivientes en un planeta atravesado por la crueldad.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- Pocos conceptos son de tan compleja y arbitraria definición como el peligro inminente. Tanto el peligro en sí mismo, como la inminencia. A tal punto se expande la arbitrariedad que para una ministra el peligro se encarna en un mapuche o en un escapado de la villa que se atrevió a pisar la vereda del sol y a usufructuar la luz de los elegidos. Y la inminencia pasa por arrebatar filamentos de esa luz. O sol de esa vereda. Y llevárselos para el aguantadero donde se aguanta. El agite y el faso. El sitio de marginetas y lumpenaje. La vida se aguanta. La de los que no merecen andar vivos. Y si se puede se aniquilan, así como se corrió en estos tres días locos a la gente de la calle, sin nombre ni domicilio. Sin vida propia ni carne viva para echar al piso.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- “Boca y River nacieron en el mismo barrio, La Boca, que hasta 1922 cobijó sus historias de amores y de odios. Ese año River abandonó el sureste porteño dejando a Boca como único dueño del lugar”, cuenta Alejandro Fabbri en su libro “El nacimiento de una pasión. Historia de los clubes de fútbol”.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- La idea del eterno retorno tiene varias versiones más simples. Desde decir que los días más felices fueron peronistas, al remanido “te lo dije” o hasta la inmutable que todo tiempo pasado, especialmente si fue electoral, fue mejor. Leemos en Akrópolis: “No menos importante en el eterno retorno ideológico es la presencia del centro. Una montaña sagrada, como el Gólgota, que aúna cielo y tierra, un templo o palacio en una ciudad sagrada dispuesta a su alrededor, similar a Babilonia, cuyo nombre ya hace referencia a una “puerta de los dioses” (Bab-ilani), un axis mundi en el que confluye un encuentro entre cielo, tierra e infierno”.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE