Por Claudia Rafael

(APe).- Los 25 años de condena que ayer cayeron sobre la cabeza del cura que irónicamente se llama Justo Ilarraz por abusar de niños que tenía a su cuidado desnudan una radiografía del poder. En este caso es la iglesia católica. Podría haber sido el cura que fue, un pastor, un rabino, un director técnico de fútbol, un ministro de la corte o del gobierno provincial o nacional, un profesor de la escuela x, un psicólogo. Cualquiera entre tantos que ocupan un puesto de poder, que están dos, cinco o diez escalones más arriba en la línea de decisión de quienes son sus víctimas. Freud dijo que el ser humano es capaz de cometer casi cualquier delito si sabe que puede hacerlo sin castigo alguno. Y el cura Ilarraz no hizo ni más ni menos que aprovechar de esa enorme cuota de poder en sus manos de ser el lobo que tenía a su cuidado noche tras noche a cuarenta ovejitas. Y ¿quién iba a desconfiar de la suma del poder moral que constituye un hombre que habla la palabra de dios, sea cual sea el dios, si lo que transmite es el deber de hacer lo correcto, de hacer creer que cada movimiento de sus manos, cada gesto de afecto, cada convocatoria a un instante de soledad en las sombras con él era algo así como ser “el elegido”? Y, en definitiva, la certeza de encarar el camino a lo sagrado.

Leer más...

A 208 años de la Revolución

Por Carlos Del Frade

(APe).- Doscientos ocho años después de la Revolución, la fecha sigue obligando a revisar actualidad o inutilidad de aquellos fantasmas que pueblan la efeméride del 25. Uno de los proyectos más genuinos fue el Reglamento de los 30 pueblos misioneros que Manuel Belgrano, uno de los más convencidos de aquellos alucinados que inventaron un país, llevó adelante en diciembre de 1811.

Leer más...

Hay 819 venenos más peligrosos que el Roundup de Monsanto y se venden con total libertad en la Argentina del 2018


Por Carlos Del Frade / Investigación especial para APe

(APe).- La palabra veneno deriva del latín venenum. Sinónimo de poción mágica, su historia tiene miles de años. Pero la raíz indoeuropea de la palabra la torna ambivalente: deriva de venerar, de Venus o Afrodita. Una poción medicinal que puede ser buena o mala. Para Plinio el joven, había 7 mil tipos de venenos.

Leer más...

Por Bernardo Penoucos

(APe).- No encajan, no entran, pasan eternamente por los prolijos canales institucionales pero la moldeadora social de turno nunca los puede formar a gusto y piacere. Son los y las que recorren infinidad de escuelas, los que molestan demasiado desde el fondo del aula, los que nunca dicen nada o los que, diciendo demasiado, incomodan. Son los que viven de Dirección en Dirección firmando cuadernos que irán a descansar vaya a saber en qué escritorios; son los y las que, rendidos de las estructuras institucionales, se quedan por fuera de ellas o los van dejando por fuera de ellas con “causa justificada”. El anterior gobernador, fiel militante de la baja en la edad de imputabilidad, los etiquetó como los “NI-NI”, los que ni estudian ni trabajan. Que, como decía Galeano, son, aunque no sean.

Leer más...

Por Alfredo Grande

Dedicado a Matilde Ruderman, militante por los derechos humanos. Comprometida con lo justo, lo necesario y lo bello. No te olvidaremos.

(APe).- El amor en los tiempos del exterminio financiero, parafraseando el título de una novela de Gabriel García Márquez, no puede ser indemne a la banalización y la degradación de todas las formas de la vida. Quizá con la única excepción de los “muertos vivos”, que algunos llaman zombis. El ciudadano en situación de zombi se ha hecho mayoría, siempre silenciosa. En realidad, tampoco tiene mucho para decir. Apenas escuchar, apenas garabatear algunos o varios o muchos whatsapp, o twitear, o Instagramear.

Leer más...

Libros de APE