Por Silvana Melo

(APe).- La mandarina que mató a Rocío el sábado, en un paraje rural de Mburucuyá, Corrientes, es un arma mortal del sistema. El furadán, que posiblemente la haya paralizado sin regreso, es el veneno brutal e imprescindible para que el modelo siga en pie. Y su uso indiscriminado es el dibujo más perfecto de la impunidad: el descuido, la indolencia y la facilidad de utilizar un tóxico mortal para fulminar a los pájaros que acechan los cultivos de arándanos. Envasado en un hermoso y tentador cítrico, monstruoso cuando una nena de doce años lo disfruta camino a catecismo. Esta es la historia que cuenta el abogado Francisco Pisarello, quien se echó al hombro la tragedia de una familia carente de todos los recursos imaginables. Económicos y sociales. Una historia que difiere de lo que han relatado los medios en estos días. Una historia con un veneno que es el mismo que mató 300 perros en un pueblo cercano a La Plata. Y que es uno de los únicos que terminan con los insectos que atacan a la soja.

Leer más...

Por Bernardo Penoucos

(APe).- La urgencia está en imaginar el momento justo del golpe, la esquirlas de la bala ramificándose en el cuerpo vencido, la capucha en la cabeza, helada la espalda y entumecidos los huesos. La urgencia está en observar con ojos de humano la mirada del humano secuestrado un segundo antes de la noche, el traslado tabicado, el mudo grito sin eco perdiéndose en los bordes del desierto y en la inocencia del viento.

Leer más...

Por Silvana Melo

(APe).- A poco más de un mes de la desaparición de Santiago en la eternidad de la Patagonia, la noticia del procesamiento de seis gendarmes por acá, mucho más cerca, fue condenada a la marginalidad mediática. Es que mientras el Gobierno intentaba sostener enterita la versión desgendarmizada de la tragedia de Santiago, mientras colocaban parches de apuro en un tanque que perdía por todos lados, mientras los uniformes seguían lavados con cloro y jabón blanco por el Ministerio de Seguridad, un título destacado sobre el procesamiento de quienes atacaron –con la lógica del escorpión- a los chicos murgueros de la 1-11-14 hubiera sido colaborar activamente con el derrumbe del relato oficial.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- "Nacido en la pobreza, criado en la lucha por la existencia, más que mía de mi patria, endurecido a todas las fatigas, acometiendo todo lo que creí bueno, y coronada la perseverancia con el éxito, he recorrido todo lo que hay de civilizado en la tierra y toda la escala de los honores humanos, en la modesta proporción de mi país y de mi tiempo; he sido favorecido con la estimación de muchos de los grandes hombres de la Tierra; he escrito algo bueno entre mucho indiferente; y sin fortuna que nunca codicié, porque era bagaje pesado para la incesante pugna, espero una buena muerte corporal, pues la que me vendrá en política es la que yo esperé y no deseé mejor que dejar por herencia millones en mejores condiciones intelectuales, tranquilizado nuestro país, aseguradas las instituciones y surcado de vías férreas el territorio, como cubierto de vapores los ríos, para que todos participen del festín de la vida, de que yo gocé sólo a hurtadillas", escribió Domingo Faustino Sarmiento, antes de morir el 11 de septiembre de 1888. Fecha que, con el tiempo, se convertiría en el día del maestro.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Moliere escribió “El enfermo imaginario”. Lo imaginario organiza una mirada de la realidad que, para hablar en criollo, da para todo. La única condición es decirlo en forma solemne, con cara de constipación crónica, preferentemente con una computadora portátil enfrente, varios alcahuetes alrededor que dicen sí con la cabeza hueca y genuflexa, y tomando café a pequeños sorbos, como si tuviera la cicuta que merecerían tomar. Imaginario es el territorio fértil del funcionario. Se apoya en un real incorporando elementos no reales que pasan a ser considerados reales. Algo así como un delirio, pero cotidiano. Y de tan cotidiano, pasa a ser crónico. Y toda cronicidad “es lo que hay”.

Leer más...

Libros de APE