Por Silvana Melo

(APe).- A las diez y veinticinco de la mañana Antonella murió. Fue lunes y Gualeguaychú sólo era noticia por ella. Porque Antonella por mucho tiempo fue alcancía y foto en los almacenes y en los kioscos. De una ciudad que produce más alcancías y fotos de niños con cáncer que fiestas de carnaval. Gualeguaychú es un terrón en la provincia de Entre Ríos: la más regada por glifosato, según informes del Conicet. Con Urdinarrain como estrella mundial del veneno sistémico (Environmental Pollution). En Gualeguaychú el 30 % de los muertos mueren de cáncer, mientras que en el país no superan el 20.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Si Abril no hubiera estado ahí en ese exacto instante. Si la familia de Abril hubiera regresado a su casa, en Ringuelet, 10 minutos antes o 15 después. Si Abril hubiera estado sentada en otra parte del auto. Si quien hizo el disparo hubiera tropezado en ese instante y la bala hubiera impactado en una pared o en el asfalto. Si esto, si lo otro. Qué importan las preguntas sobre azares y casualidades. Si, después de todo, la muerte de Abril se inscribió en el contexto de una sociedad violenta.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Eran los tiempos del segundo gobierno de Hipólito Yrigoyen. Los días en que el petróleo argentino era de los argentinos y el precio del combustible bajaba por la decisión política de aquella administración. La primera empresa petrolera estatal que barría por eficiencia, competitividad y compromiso social con todas las privadas.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Votar en defensa propia. Consigna ingeniosa pero insuficiente. Si el voto es defensivo, queda claro que es una tibia y pobre defensa. Demasiado esporádica, demasiado rápida, demasiado secreta, demasiado obligatoria. La defensa propia es un concepto mucho más inclusivo y tiene más que ver con una cultura emancipatoria que con un ritual dominguero. Ante todo, para defender adecuadamente lo propio, es necesario también saber atacar lo ajeno. Y a los ajenos que nos roban lo propio. Recuperar la praxis de una soberanía, o sea, de un espacio, un territorio, desde donde pueda ejercer un poder. No sólo un poder delegado en quien alucino que va a representarme. Un poder efectiva y completamente ejercido sobre mis deseos, mi cuerpo, mi tierra, mi agua, mi cielo.

Leer más...

Por Bernardo Penoucos

(APe).- "Hay un lenguaje-danza de los pibes, hablan acompañados de cierto baile, las palabras no sólo se dicen sino que también se bailan". Lo dice y lo explica el poeta y cineasta Cesar González a quien pude descubrir varios años atrás cuando la documentalista Ana Cacopardo lo entrevistó y lo presentó en su programa Historias Debidas, días después de que César saliera del penal.

Leer más...

Libros de APE