Por Silvana Melo

(APe).- Dieciséis años después del asesinato de Pocho Lepratti, que cubrió con su cuerpo el almuerzo de los pibes, la foto de una nena mbya guaraní tomando agua hirviente de las baldosas hirvientes de una plaza misionera se viraliza en los celulares de la gente con canillas y mantel. Se viraliza como un virus, como una enfermedad virtual sin fiebre. Que se elimina de la pantalla y deja de ser. De estar. La nena mbya guaraní no tiene nombre. Sólo tiene una lengua pequeña que rescata el agua caliente, marrón, contaminada, barrosa de una plaza de Posadas. Donde acampan los mbya para que los vean.

Leer más...

Por Claudia Rafael y Silvana Melo

(APe).- El sol de diciembre llegó a la plaza de los dos Congresos con la misma intensidad que la violencia que se desplegó. La zona céntrica de la capital fue transformada en pocas horas en un escenario que no se veía desde hacía dieciseis años. A pesar de las promesas de no repetir las escenas de gas pimienta y balazos de goma de hace apenas cuatro días retirando del mando del operativo cuasimilitar de la ministra Patricia Bullrich, todo fue un triste deja vù. Antes de las 16, decenas de móviles, tanquetas y gigantescos micros de la gendarmería avanzaban por las grandes avenidas que los harían desembocar en los alrededores de ese edificio inaugurado en los inicios de 1906 para el funcionamiento de las cámaras de diputados y senadores. Puertas adentro y puertas afuera del edificio enrejado por las fuerzas de seguridad desde la tarde del domingo se vivían dos realidades encontradas.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- -Nosotros nos quedamos con el control y las ganancias y hacemos un acuerdo con el gobierno – le dice el actor que representa a Joaquín “El Chapo” Loera a uno de sus lugartenientes al inicio de la segunda temporada de la saga que se ve por Neflix. La escena es en México, 2001. Más que nunca queda en evidencia la sociedad entre distintas reparticiones del estado y el narcotráfico. Negocio paraestatal y multinacional, como repetimos una y otra vez desde esta misma columna hace muchos años.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- Los policías que declaran en el juicio histórico a la banda de Los Monos, salvo muy pocas excepciones, hablan poco, recuerdan menos y cuando leen las actas de los procedimientos en los que participaron, delatan contradicciones que los llevan al borde del falso testimonio o silencian operativos plagados de la permanente y reciclada brutalidad de La Santafesina SA.

Leer más...

Por Bernardo Penoucos

(APe).- Algún viejo no habrá ido a la plaza ayer. No pudo, no quiso o no se animó. Quizá sabía, por el tiempo recorrido, que las cosas no iban a terminar bien en la plaza ni tampoco en el Congreso, ese espacio que debería haber sido una plaza pública pero que funcionó, una vez más, como escribanía privada o bolsa de valores. Ese viejo está en algún lado: puede estar en la piecita del fondo que los hijos le dieron o puede estar en un asilo estatal húmedo y corroído, esperando que le den esa compota incomible y esa pastilla que concilie el sueño.

Leer más...

Libros de APE