Por Alfredo Grande

(APe).- Hemos sido derrotados en la batalla cultural. La publicidad, huevo de todas las serpientes, ha clonado nuestro juicio de realidad. La publicidad, que es lo opuesto a la difusión, altera el devenir de las cosas. Genera alucinaciones y anula percepciones. Promueve delirios y corrompe el pensamiento. Un deportista da una conferencia de prensa y hay más avisos que ideas. Las camisetas de los jugadores están llenas de marcas y aparece un poco de color como fondo.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Siguen muriendo como pájaros. Derrumbados violentamente en el inicio de un vuelo hacia la magia, que debiera ser la vida. Ninguno de ellos tendría que estar allí. El lugar de la muerte es definitivo. Eluney, de 2 años; Mía, Zoe y Luana, de 7 cada una. Por una vela incendiaria que paliaba en la casilla de Lanús la falta de electricidad. Gabriel, de apenas 2 y los hermanos Kevin, de 1 y Milagros, tan solo de 3. En una aldea guaraní de Misiones que los incineró a la hora de la siesta. Los mismos 3 años de Agustín, asesinado por un balazo en la espalda, en Lomas de Zamora.

Leer más...

Por Lisandro Amado

(APe).- El maestro hacía con su tiza un redondel en el pizarrón, y Juan trataba de predecir. Decidió que ese dibujo debía ser de una bola, de esas de piedra, que él había encontrado un día entre los aperos del potro del Pa.

Leer más...

Por Bernardo Penoucos

(APe).- En el mismo viento en que Jazmín pujo a su hijo, su hijo abrazaría la frialdad de un plomo perdido. Las esquirlas, que regodeando se fundían en el fango, determinaron para siempre la vida del barrio y la vida de todos. Morir suspendido por el zumbido de balas cortando el viento, dejarse caer sin más ante la violencia sólida del desamparo primero, de la ambulancia después, del fondo de la tierra y del fondo de la mierda.

Leer más...

Por Ivana Altamirano (*)

(APe).- Barrio Güemes es el primer barrio- pueblo de la ciudad de Córdoba instalado a las orillas del arroyo La Cañada, entre el centro y la Ciudad Universitaria. Su paisaje muestra las pocas casonas antiguas que quedan, entre casas chorizos, galpones y edificios modernos, que remiten a la oleada migratoria europea del XIX. Algunas viviendas de antaño, ya rotas y descascaradas, son hoy pensiones de migrantes latinoamericanos mientras que otras son distinguidos bares de tragos, comercios de diseño y de antigüedades.

Leer más...

Libros de APE