Por Bernardo Penoucos

(APe).- Javier tiene 35 años, se vino con su madre y sus muchos hermanos cuando gurí, cruzando el charco que separa el Uruguay de nuestra Patria que, según Artigas, es toda la misma. Se vinieron escapando de los golpes de su padre y de los golpes de la pobreza que en el otro país arrastraban, se vinieron para encontrar otro suelo de este lado del río pero ni de este lado les llovió, aunque sea una vez , la buena suerte. Vivieron y sobrevivieron en pensiones de Constitución, en casas prestadas y en hoteles despedazados, hasta que un día llegaron a La Boca.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- “…Salimos los 17 con una luna muy pequeña y la marcha fue muy fatigosa y dejando mucho rastro por el cañón donde estábamos, que no tiene casas cerca, pero sí sembradíos de papa regados por acequias del mismo arroyo. A las 2 paramos a descansar, pues ya era inútil seguir avanzando. El Chino se convierte en una verdadera carga cuando hay que caminar de noche. El Ejército dio una rara información sobre la presencia de 250 hombres en Serrano para impedir el paso de los cercados en número de 37 dando la zona de nuestro refugio entre el río Acero y el Oro. La noticia parece diversionista”, escribió Ernesto “el Che” Guevara, por última vez, el 7 de octubre de 1967.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(APe).- Cuando describo el “alucinatorio politico” hago referencia a mecanismos de negación primero y construcción después, de realidades abstractas. O sea: la alucinación desaloja la percepción y el delirio desaloja el pensamiento. A Vicente Zito Lema le escuché sostener el “derecho al delirio”. Concedo. Con la salvedad de que los delirios también están atravesados por la lucha de clases. Y no es lo mismo el delirio de un Espartaco que el delirio de un Hitler. Un esclavo para pensarse libre necesariamente tenía que escapar del posibilismo de una época. Un Tupac Amaru también.

Leer más...

Por Claudia Rafael

(APe).- Ya no es ese joven con cara de niño que marcaba con un beso en la mejilla. Ya no tiene esa sonrisa con mueca al borde de la trompa que supo tener cuando sus 24 ó 25 parecían casi adolescentes. Y las Viejas, bellas y valientes, hermosas y temerarias, lo protegían de la crueldad. Ahora es un hombre que en apenas un mes cumplirá 67 años. Que ya hace rato dejó de ocultarse detrás de las polleras de esas Madres que lo hacían hijo sin saber que abrazaban al símbolo más categórico de la tragedia.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APe).- La guerra contra el narcotráfico, anunciada por Estados Unidos a principios de los años ochenta, era la continuidad de la dominación militar por otros medios. El impulso de las dictaduras, a partir de los años setenta, sirvió para disciplinar los pueblos del sur. Richard Nixon inventó la DEA para equiparar el peligro del terrorismo al del narcotráfico. Una vez aplastadas las democracias de Argentina, Chile, Uruguay y Brasil, los bancos hicieron su negocio. Los cordones industriales de cada uno de los países que generaron integración, migraciones internas y el necesario sueño de la igualdad, fueron destrozados, creándose agujeros negros donde el capitalismo plantó dos de sus principales negocios, armas y drogas.

Leer más...

Libros de APE