Por Mariano González

Fotos: Ana Laura Beroiz

(APe).- La comunidad Oñedie fue en estos días escenario de la memoria. Territorio recuperado luego de ser usurpado durante años por Gendarmería Nacional tras la masacre de Rincón Bomba, los 69 años que se recordaron en octubre recorrieron como mil sombras ese escenario de memoria que montó la Federación de Comunidades Indígenas del Pueblo Pilagá.

Leer más...

Por Sergio Alvez

(APe).- En la provincia de Misiones, como en otros distritos del país profundo, postergado y olvidado, aniquilado por un neoliberalismo de vieja data, es sabido que miles de niñas y niños deben desandar extensos kilómetros para poder llegar a escuelas rancho, donde muchas veces además de ser la única posibilidad que tienen de acceder a la educación formal, encuentran la chance de recibir un desayuno o una merienda. La niñez a pie o a caballo, sorteando picadas, montes y rutas peligrosas. Pero aquí, en la tierra colorada, la que desde los suplementos turísticos de los diarios nacionales se presenta como un oasis de bellezas exhuberantes y riquezas infinitas, descubrimos que hay niños que para ir a la escuela deben cruzar todos los días un arroyo, a nado. Sí, nadando. Esta situación, penosa y surrealista, tiene lugar exactamente entre los municipios de San Vicente y El Soberbio, y afecta a 45 niñas y niños Mbya Guaraní que asisten a la Escuela Intercultural Bilingüe 905. Estos niños pertenecen a la Comunidad Chafariz (El Soberbio), que se encuentra ubicada a 3,5 kilómetros de la escuelita, y hoy junto a su comundidad y las autoridades de la escuela, se encuentran reclamando por la construcción de un puente, energía eléctrica y caminos aptos.

Leer más...

Por Alfredo Grande

       (APe).- Siempre he señalado la diferencia teórica y política entre matar y asesinar. Matar es siempre en defensa propia y no constituye delito. Asesinar es siempre en ataque ajeno. Como agua y aceite, no se mezclan. Sin embargo, la cultura represora los mezcla, los confunde, los apelmaza, los tritura.
El mandamiento en su correcta acepción es: “no asesinarás”. La habitual traducción es “no matarás”. Encubre que el Amo establece que “No (me) matarás”. Por supuesto, el Amo puede matar y asesinar sin tener que preocuparse por las consecuencias. Se llama Razón de Estado en el mejor de los casos. En el peor: masacre.

Leer más...

Por Carlos Del Frade

(APe).- Por arriba, los negocios de los delincuentes de guante blanco y la construcción de impunidad; por abajo, el dolor de las vidas adolescentes en los barrios, donde la gendarmería golpea simulando “luchar” contra el narcotráfico y la circulación de las armas. Un clásico rosarino.

Leer más...

Por Claudia Rafael y Silvana Melo

(APe).- Son nenas. Chiquitas. Muertas a golpes, a cuchilladas, a hachazos, a balazos. Ultrajadas, violadas, quemadas, estranguladas. De una puñalada, de diez, de dieciocho, de cuarenta y nueve, de ciento diecisiete. El padre, el padrastro, el novio, el ex novio, el marido, el ex marido, el vecino, el hermano, el policía, el penitenciario, el prefecto, el transa.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE