Por Ignacio Pizzo

   (APe).- Un sueño menos que soñar en Chaco. Un nuevo pedacito de vida que se le roba a este mundo. Una vez más Chaco, una vez más un integrante de la comunidad Qom, de apenas 7 días de vida.

Una incubadora improvisada, podría ser la que presuntamente dio origen al final de ese primer retoño de una joven de 22 años. Otra vez Chaco, una de las provincias más pobres, otra vez un Hospital público.

Fue el 12 de Octubre, día en que nuestra sociedad -que quiso ser una versión sureña de la Europa aria- celebra el genocidio más grande de la humanidad, la conquista a sangre y espada que masacró a los pueblos originarios naturales del territorio americano. Alberto Morlachetti en su libro que cien años fue ayer enuncia que celebrar el 12 de octubre no deja de ser una perversión (1).

Plegaria para un niño dormido
Quizás tenga flores en su ombligo
Y además en sus dedos que se vuelven pan
barcos de papel sin altamar.

Mientras moría el bebé qom, el fin de semana largo cobijaba a los turistas en los altares del consumo.
Un niño Qom es restado de este mundo, su efímera existencia fue de 7 días. Fue en la localidad de Pampa del Indio, en el Hospital Dante Tardelli, se suma a la larga lista de otros Qom, asesinados y olvidados. Pese a esto pueblos originarios persisten resisten, son prueba fiel de que somos demasiado derechos pero ni cerca de humanos, y que no llegamos ni a la fecundación de la reparación histórica. Porque el Estado es ese monstruo que padece de una bipolaridad inocultable, se hace fuerte a la hora de extender su brazo armado policías y gendarmes, que reprimen cobardemente, y su brazo político que elude, convoca, promete, oculta y envía patotas. Así sucedió en el 2011 con el desalojo del acampe de la comunidad Qom en la 9 de julio. Macrismo y Kirchnerismo confluyeron en contra de los Qom, policías, gendarmes y militantes de La Cámpora con Andrés Larroque al frente obligaron a los Qom a que hicieran los bolsos (2).
Pero el Estado es débil a la hora de montar un hospital dotado de todo el equipamiento que concierne a la atención de un recién nacido cuando no se pudo prevenir una patología. Porque los Hospitales que soñaron, planificaron y ejecutaron Eva Perón junto a Ramón Carrillo, hoy son resabios, ruinas, evidencias de esa larga agonía y decadencia de nuestra salud pública. En lugar de un hospital de niños hay un hotel Sheraton, la economía del desprecio descuidó lo más preciado, la salud, la vida. En contraposición erigió colosos de ostentación capitalista hoy naturalizada.

Plegaria para el sueño del niño
Donde el mundo es un chocolatín
Adónde van
Mil niños dormidos que no están.
Entre bicicletas de cristal

Luis Alberto Spinetta

Así nuevamente muere un niño qom, que apenas requería alguna dosis de luminoterapia, para tratar su ictericia (coloración amarillenta de la piel). Sólo necesitaba luces y encontró penumbras, oscuridad, tinieblas. Desde el útero materno a un hospital, a una cuna. Solo dormía mientras sus signos vitales se apagaron.
Según el primer peritaje se informa que la muerte se produjo "por compromiso metabólico de órgano noble interno por acción del calor directo". (3)
Y la precaria incubadora consistía en “una cuna, con seis lámparas fluorescentes, una frazada y una estufa". (4)
No ocurrió en Palermo, ni en Caballito ni en Barrio norte, ni en un sanatorio privado de las élites porteñas, porque allí no hay incubadoras precarias, fue en Chaco, tierra también de Luz Milagros, la bebé dada por muerta en el Hospital Perrando, cuyo gobernador Capitanich anunció hace un año, el milagroso descenso de la mortalidad infantil de dos a un dígito siendo sospechosamente dispar con el descenso del mismo índice a nivel nacional.
Fue en un hospital público, donde se atienden los pobres, y donde muchas veces se improvisa, se ata con alambre por falta de insumos. Y ante un hecho desgraciado se suele remover simbólicamente a directores, se sanciona a médicos y enfermeros, simples chivos expiatorios, perejiles 4 de copas.
Hoy vuelve a la tierra. Y es parte de la dolorosa historia de su pueblo. Que siembra su cuerpo y eleva al sol su plegaria a un niño dormido.

Fuentes:
-Que cien años fue ayer Alberto Morlachetti 2006. (1)
-Revista Sudestada año 13 N° 123 octubre 2013. (2)
-Diario La nación 16/10/2013. (3)
-Diario Chaco al día. (4)

Edición: 2556

Recién editado

¡Descargalo gratis!

Libros de APE