Por Ignacio Pizzo (*)

(APe).- La punición de la infancia no comienza en esta víspera de primavera electoral cargada de oportunismo, donde la campaña toma una morfología perversa, deja vislumbrar la verdadera cara de una clase que desprecia y se propone aniquilar a cualquier precio a los niños que intenten cruzar el cerco de lo admisible para nuestra cultura hegemónica. El anhelo, hoy revivido, de bajar la edad de imputabilidad, por parte de un sector importante del poder, que pone un ojo en las encuestas y el otro en el tablero de ajedrez moviendo convenientemente las piezas según los resultados de las primarias, no hace más que confirmar que sectores oficialistas y opositores, sin duda confluyen, acuerdan, coinciden.

Leer más...

Por Carlos del Frade 

(APe).- -Juzgar y encerrar a niños y jóvenes cada vez más chicos no resuelve el problema de la inseguridad ni previene el delito. Sólo profundiza la criminalización de los pobres por el solo hecho de serlo, por sus caras, por su vestimenta, por el lugar que habitan; y elude una responsabilidad central del Estado que es garantizar el ejercicio pleno de los derechos de los niños.

Leer más...

Por Alberto Morlachetti   

(APe).- Algunos medios periodísticos construyen opinión pública en busca de consensos para bajar la edad de imputabilidad a los 14 años. Dicho de otra manera: reprimir a los niños más niños. Rossana Reguillo escribe que los signos son preocupantes. En la vida cotidiana, en los discursos políticos y periodísticos, va cobrando fuerza ese discurso autoritario, duro, de limpieza social, que amenaza con ganar adeptos porque ofrece la cómoda certidumbre de que la única salvación consiste en el exterminio de todos aquellos elementos que amenazan y perturban el simulacro de la vida colectiva que se mantiene a fuerza de murmullos y suspiros para no despertar al demonio. Pero si bien no creo que estemos en el infierno, vivimos su anticipo.

Leer más...

Por Alfredo Grande

(Ape).-  El converso apela con frecuencia a la memoria heroica, pero huye de la memoria histórica y mucho más del recuerdo. La frase “nadie resiste el archivo” da cuenta de los prontuarios secretos de los conversos más exitosos. Desde ya, el converso puede quedarse a mitad de camino en su proceso de matamorfosis psicosocial y política. Quizá ese sea el sentido de la enigmática sentencia: “a los tibios los vomita Dios”.

Leer más...

Por Claudia Rafael 

(APe).- La doña con su niño a cuestas caminaba de regreso a casa. En el frío del sur profundo, el aguayo arcoiris destilaba esa belleza abismal del altiplano. No mire mi guagua, pensó. No mire que los hombres son crueles. Entre los matorrales, pegadito al potrero y a la antena gigante de Radio Nacional, asomaba la niña. Ya nunca más olvidará la mujer ese día. Eran las 13.30 del 16 de septiembre de 2013 y le marcó todos los almanaques que vendrán.

Leer más...

Recién editado

¡Descargalo gratis!

Libros de APE