Por Alberto Morlachetti

(APE).- La historia oficial que compró su longevidad al precio de sus ojos. La prepotencia criminal de las clases dominantes y el exterminio de los que pensaron (o piensan) distinto, intentando domiciliar sus vejaciones en el olvido. Pero la memoria está para contarnos sus secretos “llegando hasta el lugar donde anidan los sobresaltos”.

Leer más...

Por Oscar Taffetani

(APE).- El primer delito del que tengamos noticias aquí, en el sur de América, fue perpetrado en 1516. Según consta en los registros coloniales (Documentos relativos a la conquista del Río de la Plata, Madrid, 1872), un marinero de la expedición de Juan Díaz de Solís, de apellido Calderón, denunció a su compañero López de la Garza por hurto de una faltriquera con 15 reales de oro. La Garza admitió el hurto, pero alegó que había sido en cobro de una deuda de juego. Entonces, el Piloto Mayor ordenó que a la mañana siguiente, dos horas después de la salida del sol, se castigara a López de la Garza con diez garrotazos, aplicados "con fuerza y sin conmiseración".

Leer más...

(APE).- Miles de niños, padres y educadores, organizaciones sociales y sindicales, marcharon hoy hasta la plaza principal de Moreno luego de recorrer más de 10 kilómetros atravesando 15 barrios de Moreno Norte y Moreno Sur en caravana de micros.

Leer más...

Por Sandra Russo

(APE).- A las 6.30 de la mañana, el hombre vio por la ventana, o creyó ver, que un menor estaba forzando la puerta de su auto. No dudó, el hombre. Le disparó y lo mató. Gustavo Andrés Fernández, de apenas 10 años, hermano de la víctima, relató: “Estábamos los dos apoyados en el auto, sin hacer nada. Sentí el tiro y vi a mi hermano caer. Empezó a salirle sangre y salí corriendo”. Gustavo es el único testigo del crimen de su hermano Daniel Alfredo, de 13, a quien el hombre, un zapatero, creyendo que estaba por robar algo del interior de su auto, mató de un disparo. Además del acusado, la Policía detuvo a su hijo.

Leer más...

Por Carlos del Frade

(APE).- Julito tenía doce años y fue atravesado por siete puñaladas. Había roto un vidrio. Le tiraba a las palomas, a los pajaritos. Iba con su amigo Josecito. El matador fue otro pibe pero de diecisiete años. Eran vecinos. Vivían separados por doscientos metros. Nada más y mucho más.

Leer más...

Recién editado

Libros de APE